domingo, mayo 25, 2008

El alma curva

El arte, cualquiera que éste sea, es un proceso de investigación. Por un lado, se investiga para obtener un nuevo conocimiento del sujeto de estudio y de la relación que con él pueda entablarse. Por otro lado, el sujeto de estudio suele resultar ser el creador mismo. Es un asunto complejo de explicar. Es un asunto de voz. En el arte no solo se estudia el medio y la técnica. No es cuestión de solo conocer los pliegues, las texturas de los acabados, los papeles justos. La búsqueda real suele ser simple y llanamente un asunto de voz. Un asunto de darle voz al alma. En mi caso, el lograr que dicha voz se transmita en los modelos suele ser una búsqueda especial, una de las esencias del proceso creativo, y quizás la parte más ardua.



Ya en alguna ocasión manifesté la necesidad de una técnica que permita la correcta expresión de la emoción, partiendo del principio lógico de que necesitamos una forma de decir lo que llevamos adentro. Pero cuando hice ese llamado olvidé considerar algo: A veces parece que adentro no llevamos nada.

Si entendemos que el proceso de creación es un proceso en el cual se explora el interior del creador, y su forma de materializar en el papel, entendemos que como creadores necesitamos nutrir el interior para encontrar qué decir.

Insisto, no es asunto de técnica, es asunto de voz. Pareciera que a veces no tenemos nada por decir, y entonces los modelos quedan vacios, sin voz, aunque sean verdaderos alardes técnicos. Visto de otra forma: Es el alarde de la técnica sin intención expresiva.

Se nos plantea entonces una dulce paradoja: Por un lado necesitamos la técnica para decir; por el otro, necesitamos qué decir para poder desarrollar la técnica. Porque en algunos casos, no existe técnica para aquello que deseamos decir.

En cierta medida, la explosión creativa que se ha venido observando desde hace algunos años es una consecuencia de esta búsqueda por técnica. De repente, aparece un origami modular que parecía rezagado y olvidado, renace el boxpleating con impresionantes manifestaciones, aparece como nuevo el diseño de teselados, aparece el origami hiper complejo, aparece el modelado en papel, aparecen también las curvas. Aparecen, en resumen, nuevas formas de decir que empujan paso a paso hacia dimensiones de la técnica que antes no existían.
He dicho que solo en cierta medida, pues en algunos casos esta explosión también es consecuencia de quienes buscan “hacia el interior”, de aquellos que pretendemos dar a conocer el alma en aquello que plegamos.


Esta búsqueda interna me ha llevado a tocar diversos tipos de modelos, que en algunos casos, requieren técnicas que me resultaban desconocidas. El eje principal de estas búsquedas ha sido, con frecuencia las curvas. Pero he de confesar que esta búsqueda me ha parecido fascinante, aunque no haya tenido resultados satisfactorios. Hace unos años mostré algunos de los hallazgos de dichas búsquedas en el trabajo de curvas. Las figuras que hablan en esta entrada son algunas más de ellas.

No sé si para quienes las observan se logrará ver que quiere decir el alma en ellas. Incluso, he de confesar que no sé si sean modelos que logren entenderse... Son modelos que considero “de diseño”. No son modelos realistas, y la verdad tampoco son modelos de alarde técnico (que de esos ya he hecho algunos). No son modelos llenos de ángulos y líneas, son más bien modelos de expresión. Son modelos que surgen de algo que pide el alma, aunque algunas veces no sea claro qué es lo que quiere pedir.

12 comentarios :

ORIGAMI CUSCO dijo...

Hola Daniel, me gustó mucho esta entrada pues relata la importancia del creador, esa misma que es su alma para poder hacerlo, ese espiritu que muestra ante el hecho de hacer una figura sencilla o dificil tal como se manifieste. Yo no me considero un creador, siento que "recreo" al plegar figuras de otros origamistas, me gusta mucho y me alegra bastante que otras personas plieguen figuras y sea un primer paso a encontrar una tecnica y despues su estilo para poder crear. He visto como niños, muy pequeños comienzan a doblar sus primeras creaciones que en realidad son variaciones de otras figuras clasicas y da mucho gusto, creo que soy tambien uno de ellos. Te felicito por tus creaciones realizadas, tal vez algunas apuradas, otras muy tecnicas y bastantes con mucha alma. Alguna vez te comente sobre esta exposicion de origami que realice, titulada "Alma de Aluminio", basado en el uso del papel sandwich, siento que fue tecnica, y despues, ahora... Encuentro lo mas produndo de mis sentimientos en un papel plegado o tal vez en un plastico, metal u otra cosa.

Un amigo.

Roberto Romero
Presidente de Origami Cusco

maryvale dijo...

Hola Dani:
De origami, no tengo la menor idea.
lo que he podido percibir...
" es que tu alma no necesita palabras...
ella habla por si sola..."

besos y abrazos para tí.

Beita dijo...

el alma está susurrando algo...!




Saludos!

Daniel Naranjo dijo...

hola maría.

Gracias por lo que decís.... Creo que tenés razón en que ella habla por si misma... Ése es el problema a veces... que le da por decir sin uno darle permiso.
Se le quiere
daniel

Daniel Naranjo dijo...

origami o arte, dice...

origami o arte, susurra...

Eso es lo que dice beita. Y solo ayer lo logré escuchar.

Un abrazo
daniel

untalgregorio dijo...

Daniel, lo que uno "lee" en el alma de una obra de arte, no simpre suele ser lo mismo que lo que quiso decir el alma del creador, tiene que ver con la historia de cada uno, y por supuesto con la emoción que le despertó dicha obra.
Un abrazo
Untalgregorio

Cruxens dijo...

Hola!. En primer lugar quiero felicitarte por el trabajo que realizas. Yo no hago papiroflexia, pero tengo un amigo que está enganchado, pero sólo hace figuras de otros maestros, copiándo los planos etc.... Yo estoy convencido de que si quisiera podría crear sus propias figuras, pero el no se ve capaz, y siempre dice que es muy difícil. Estoy de acuerdo en ello, pero podrías decirme algo para intentar convencerle de que cree sus propias figuras?.
Y finalmente, las figuras que él hace con planos de otros se pueden considerar plagios e efectos legales?. Disculpa que me alargue tanto, y te felicito una vez más por todo lo que haces, tanto con el papel como en ésta bitácora.
Un saúdo e bicos dende Galiza

Daniel Naranjo dijo...

gregorio, Comparte tu opinión de que, sin dudas, el arte está más en el ojo del que observa que en el de quien realiza la pieza. Algunas obras, para mí, han sido majestuosas, pero el famoso y respetable público simplemente las ha ignorado... Otras, piezas menores y sin mucho sentido para mí han sido en cambio sumamente apreciadas. Es un asunto complejo ese, que siempre me ha llevado a una pregunta: ¿Cómo hacer para que aquello que uno dice sea lo mismo que el otro escucha?

Un saludo
daniel

untalgregorio dijo...

es imposible, daniel
el que interpreta siempre es el ojo, o corazón o cerebro, del que vé.
Unabrazo
Untalgregorio

Daniel Naranjo dijo...

Hola "cruxens":

La obra más compleja suele ser la primera. ¿Cómo hacer para vencer el miedo a crear? ¿Cómo creer que se crea?

Creo que no hay una forma única, y menos aún una segura de hacerlo. En mi caso, textos como este me prestaron ayuda: http://www.pajarita.org/aep/articulos/ARTIC2-3.PDF.

Pero creo, sin duda, que los mejores consejos que puedo dar son simples: Atreverse y querer. No todo el mndo quiere ser creador. Por último, no sobra recordar que los primeros 200 modelos serán un fracaso suele ser de gran ayuda, pero después del esfuerzo algo bueno empieza a salir...

Sobre el segundo punto que tocas sobre "plagios y efectos legales" me parece uno de los puntos más complejos para tocar en el tema del origami. Creo que, si quieres hacerte una idea, puedes leer este texto: http://www.thekhans.me.uk/forum/viewtopic.php?t=4186

un saludo
daniel

Fabio Zapata dijo...

Hola Daniel que bueno ver nuevas creaciones tuyas muy alejadas de tu estilo caracteristico, me gustaria volver a compartir una tarde con vos doblando, con jorge con fabian con la liga bueno ahi estaremos hablando, y buen trabajo como siempre.

Daniel Naranjo dijo...

Roberto, mira la hora mía de publicar tu comentario. Muy ape estoy...

Yo creo, sobre todo, que la función del arte ha de ser conmover el espíritu. Y el principal espíritu a conmover es el propio. En mi caso, al menos, es imposible no dejar el alma en lo que hago...

Un saludo
daniel