domingo, octubre 18, 2009

Lento pero viene

"Que lento pasa el tiempo" dice el caracol.
Luego se echa a correr.


Años atrás el alma me pedía una mujer a lomo de un caracol. Aquel caracol iba sin prisas, creo, marcando la entrada a un tiempo nuevo en el que muchas cosas que eran dejaron de ser. En mi caso, el origami siempre ha sido autobiográfico. No sólo es que deje el alma en el papel, es que además los modelos surgen como un llamado de lo que el alma pide o de aquello que el universo otorga.

Es un tema que, hasta donde sé, comparto con pocos origamistas, pero que seguramente he de compartir con más. A fin de cuentas el no saber si algo se comparte no implica que no se haga. Pensándolo bien, ha de ser un asunto común a todo nuestro que hacer: Dejamos el alma en lo que hacemos, en el momento en que vivimos. Nuestros actos, sean sobre papel o sobre piel, sean sobre piedra o sobre las cuerdas de una guitarra, sean sobre poco o sobre mucho... nuestros actos hablan de quienes somos.


Quizás al caracol también se le juzgue por sus actos. En su defensa, es claro que se toma su tiempo para lo que hace (sea lo que sea). Quizás el caracol logre que lo que piensa sea igual a lo que dice y eso igual a lo que hace. O quizás el caracol vive renegando de su suerte, diciendo que hasta ella debe tardarse en llegarle...

Que poco sabemos de caracoles, y que tanto nos parecemos a ellos algunos días. En esos en los que el tiempo pasa más lento, en esos en los que se quiere que el tiempo deje de pasar. Son los días del caracol, esos en los que nos escondemos en aquella caracola que lentamente sube al cielo, esos en los que pensamos salir y dejarlo todo atrás, y sin embargo permanecemos con nuestra historia a cuestas como si se tratara de una vieja casa que oculta lo que somos. Esos días en los que nos recostamos en la caracola del oído y nos llegan de regalo palabras dulces que nos recuerdan el mar (y el amar).




9 comentarios :

Pablo Carmona dijo...

Esta super Daniel, como siempre...cuando lo plegamos??? jajaja un abrazo
Pablo Carmona

Daniel Naranjo dijo...

bueno pablo... lento pero viene.... jejeje

un abrazo
daniel

sergio(pycard) dijo...

cuanta verdad en todo lo que dices daniel,la verdad me llego tanto y tan dentro del alma y el corazon que me dio algo de tristesa por cosas que pasaron en mi vida.
aparte ese momento de creacion es algo tremendamente gratificante y ademas es una forma de alcansar o decir lo que a uno sin saberlo e inconcientemente desea y lo trasmitimos al papel.

saludos Daniel
un gusto aber leido estas palabras.

Daniel Naranjo dijo...

el paisaje está en los ojos sergio... No es tanto que lo que diga esté lleno de verdad, es más que lo que piensas se refleja en las palabras aquí plasmadas.

Espero vengas con frecuencia.
daniel

untalgregorio dijo...

Daniel,
Será que el caracol con manos piensa, dice y hace todo en la misma dirección, o padece del mismo problema que el 99 % de los habitantes de este planeta?
Vamos lento, pero vamos, y seguramente algun dia llegaremos.
Un abrazo

Daniel Naranjo dijo...

gregorio, la verdad es que comparto tu opinión: Algún día llegaremos. Lo que no sé es a dónde llegaremos...

saludos
daniel

Anónimo dijo...

Las búsquedas nos llevan a lugares sorpresivos….

En el día 1 de la semana decidí emprender la búsqueda – por lo menos virtual – de un espacio con formas de papel, un camino que quiero emprender hace tiempo pero q solo hasta ahora me animo a buscar…

Tu blog ha sido un descubrimiento – un maravilloso encuentro – una confirmación…

En estos tiempos agitados y confusos tu caracol es un mensajero q me recuerda el ahora como única posibilidad real…
no importa la velocidad... cada cual tiene su propio ritmo...

Solo me queda preguntarte donde empieza el camino para los que queremos aprender?

Wania
waniajimeneztoro@hotmail.com

Isabel Morales dijo...

Una vez un hombre me dijo cuando iba de camino a mi casa, "el que va lento es por que sabe para donde va" ahora se que en la vida no se debe ir rápido, solo hay que disfrutar cada paso que das, y asi se llegara descansado a tu hogar.

Daniel Naranjo dijo...

Bueno niña isabel, espero que ese caminar más lento le de tranquilidad a tu vida...

"Según la forma de andar de cada cual, se puede ver si ha encontrado su camino. El hombre que se acerca a su objetivo ya no camina ,baila."
F.Nietzsche.