miércoles, octubre 12, 2011

Sale el sol

Muchos silencios. Muchas palabras por decir. Muchas cosas por contar.

Foto cortesía: Diego Alejandro Ossa
Los últimos años han sido complejos, o por lo menos atareados. ¿Por dónde comenzar? Creo que por lo más importante, por lo primero. Desde hace varios meses soy padre de un bebé absolutamente hermoso. Si, lo sé, todos los padres dicen que su bebé es el más hermoso, pero que le vamos a hacer si es cierto. Emilio, de 9 meses ya, es el motivo de la más profunda alegría que haya conocido. Y también del más profundo cansancio. Pero lo vale, siempre lo vale.

Punto dos, nuevo empleo, nueva aventura. Una locura extraña que justo con un nuevo integrante en la familia renuncie uno a su trabajo en búsqueda de más felicidad. Pero es precisamente por esa búsqueda que existe una obligación moral. Vuelvo al tema que amo, al mundo en el que las cosas pueden cambiarse. Y, si tengo un poco de suerte, a un mundo en el cuál de nuevo tendré tiempo para las cosas importantes de la vida. Plegar, amar, enseñar, jugar, aprender, crecer, todos esos verbos tan frecuentes, tan "rosa", pero tan profundamente necesarios.

Muchos cambios, muchas cosas por contar. Hablando de pliegues y palabras, este año aunque ha estado lejano de soledades no lo ha estado de palabras. Además de las participaciones en 4 esquinas (que espero pueda retomar dentro de poco), otras palabras han estado fluyendo desde los dedos. Poco a poco irán siendo develadas y espero disfrutadas.

¿Y por qué esta entrada? Porque quiero avisarme, avisarle a todos que regreso a mi. Y espero para siempre.





8 comentarios :

mariajesusparadela dijo...

Enhorabuena por esas dos maneras de "crear"

Maria Arribasplata dijo...

Me da gusto que estés de vuelta en ti y lo que amas, el mundo necesita de los verbos que mencionas ... necesita gente feliz!

un abrazo

Salvatore Valentino dijo...

siempre me ha gustado leerte! y estoy conteto por todos esos exitos! Felicidades por tu hijo y por tu familia! y feliz regreso! Saludos desde Italia, aunque no nos conozcamos personalmente!

Daniel Naranjo dijo...

Gracias salvatore!!! Y la felicidad comenzará pronto!

Daniel Naranjo dijo...

gracias maría(s). Se vienen cosas buenas para todos!!!

Beita dijo...

Que lindo!!
Siempre los cambios son bienvenidos... pues a seguir creciendo no más, y hacer lo que más nos gusta.

Gregorio Omar Vainberg dijo...

Bueno , pues, mas felicitaciones por tu hijo tambien, y espero que podamos seguir leyendote mas seguido.
Un abrazo, desde este lugar un poco mas al sur que antes.

Daniel Naranjo dijo...

gracias gregorio, yo también espero estar más juicioso