viernes, agosto 17, 2007

Creencia

CREENCIA


Creo en que tras la noche vendrán los días

En que las mañanas son el recuerdo de otros tiempos en que éramos más simples y más puros

Creo en vos, mujer, que despertás a mi lado.

En que para ser uno tenemos que ser dos y en que en el fondo no somos más que soledades.

Creo en que el tiempo simplemente pasa para que las cosas no pasen a un mismo tiempo

En que he de morir algún día, pero que antes quisiera haber vivido.

Creo en que para aprender hay que enseñar

En que para enseñar hay que oír

En que para oír hay que callar.

Creo que el cielo tiene forma de mujer, y en que el paraíso se encuentra oculto en la piel de una

Creo que he mentido, amado y muerto varias veces

que he vivido, odiado y desnudado otras veces más

Creo que Dios debe aburrirse eternidades estando solo

Creo en la piel de una mujer que me espera desnuda

Creo que no existe diferencia entre arte y ciencia

En que existe una escalera de caracol que da vueltas a la luna

En que las estrellas se pasan contemplando como la tierra sale cada noche

En que somos tontos

En que somos sabios

Creo en la maldad del hombre, aunque a veces cometemos actos buenos

Que no hay verdad cierta ni mentira falta

Creo en la poesía

En el arte

En la belleza

Creo en la literatura como liberadora

En la escultura

En la música, la buena música

Creo en que el universo confabula, constantemente, por enseñarnos aquello que merecemos aprender

Creo en los principios, en los finales, en las reuniones

Hay días en los que también creo en mi mismo

Y otros en los que creo en los otros

Si, Creo

Daniel Naranjo

***

Versão em português (Untalgregorio)


Crença



Creio em que trás da noite viram os dias

Em que as manhãs são a lembrança de outros tempos em que fomos mais simples e mais puros

Creio em você, mulher, que acordas ao meu lado.

Em que para ser um, temos que ser dois, e em que no fundo não somos mais que solidões.

Creio em que o tempo simplesmente passa para que as coisas não passem ao mesmo tempo.

Em que hei de morrer um dia, pero que antes quisera ter vivido.

Creio em que para aprender há que ensinar

Em que para ensinar há que ouvir

Em que para ouvir há que calar.

Creio que o céu tem forma de mulher, e que o paraíso se encontra oculto na pele duma.

Creio que hei mentido, amado e morto varias vezes
que hei vivido, odiado e desnudado outras vezes mais.

Creio que Deus deve entediar-se eternidades estando só.

Creio na pele duma mulher que me espera nua.

Creio que não existe diferencia entre arte e ciência.

Em que existe uma escada caracol que dá voltas à lua.

Em que as estrelas passam-se contemplando como a terra sai a cada noite.

Em que somos tolos.

Em que somos sábios.

Creio na maldade do homem, porem às vezes cometamos atos bons.

Que não há verdade certa nem mentira falsa

Creio na poesia.

Na arte

Na beleza.

Creio na literatura como libertadora.

Na escultura.

Na música, a boa música.

Creio em que o universo confabula, constantemente por ensinar-nos aquilo que merecemos aprender.

Creio nos princípios, nos finais, nas reuniões.

Há dias nos que também creio em mim mesmo

e outros nos que creio nos outros.

Sim, Creio.

Daniel Naranjo

6 comentarios :

Leyla Torres dijo...

Sí, Daniel, también creo que el Universo se confabula, muy a menudo, por enseñarnos aquello que merecemos aprender y creo que hay un Gran Risueño poniendo unas piedrecillas doradas por el río del agua que nunca íbamos a beber y que cuando nos ve bebiéndola suelta la carcajada!

Daniel Naranjo dijo...

Hola Leyla

que gusto leerte por aquí...

Me ha encantado aquella agua que, además de cantarina es burletera, que se ríe al vernos...

El texto, es un ejercicio que les puse a los alumnos de un curso de creatividad que estoy coordinando desde hace algunas semanas. Confieso que creo que el éxito del curso ha sido poco, pero al menos yo estoy aprendiendo toneladas. Ah, y claro, haciendo las tareas que pongo a los alumnos...
Un saludo enorme
daniel

Leyla Torres dijo...

No te preocupes Daniel, el éxito de todos los cursos radica en que el profesor es quien verdaderamente aprende, de ahí que el ejercicio de enseñar sea excelente.

Anónimo dijo...

***

Gracias por entender al humano.

Sara dijo...

Es maravillosa, me ha llegado al alma. Tus poesías y tu papiroflexia son geniales, muchas gracias por compartirlo con nosotros. :)

Daniel Naranjo dijo...

Gracias Sara.

A veces, en realidad, lo único que uno pide a cambio de escribirlo es que alguien lo lea y comente sobre lo dicho.

Un saludo
daniel