lunes, marzo 19, 2007

Silencio

Quizás la parte más importante de un diálogo es la que corresponde al silencio. En los tiempos en que vivimos rara vez dejamos que el silencio reemplace a la palabra, y es una pena, porque dice tanto un silencio que, a veces, es mejor que la palabra. Lo complejo del silencio suele ser su comprensión, porque así como hay palabras poli significantes casi todo silencio encierra múltiples sentidos. Pero le tememos al silencio.

Es un fenómeno que me parece precioso en la conversación. Tememos llegar al silencio, porque una vez en él no sabemos como romperlo. Y eso me alegra, porque implica que aún reconocemos algo de magia en el silencio que nos impide romperlo.

Las últimas semanas este blog ha tratado sobre el silencio. Y como en toda conversación con uno mismo ha llegado un momento en el cual he debido empezar a hablar de nuevo, y he temido hacerlo. Pero ese silencio de estas semanas me ha enseñado mucho. Ha sido un silencio de múltiples formas, razones y significados. Ha veces fue debido a que odiaba el mundo, y otras a que lo amaba profundamente. A veces fue un silencio por obligación, porque simplemente “no tenía nada que decir”, otras veces fue un silencio por necesidad y otras uno impuesto. Pero ha sido un silencio que me ha enseñado cosas. Una, que me ha resultado dolorosa, tiene que ver con el valor de estas soledades. No hablo esta vez del valor propio, ni de aquel que mencioné hace unos meses, hablo del valor que le dan los otros. Ha sido un silencio que me ha permitido responder, sin proponérmelo, una de las preguntas de la entrada anterior. Durante los meses en que he guardado silencio la parte más importante del blog hizo lo mismo. Me refiero por supuesto al otro, al lector, a ese voyerista que solo visita para llenarse de imágenes, para robar otros puertos, a ese lector que dejó esta soledad completamente sola.

En estas semanas 4 personas, a las que quiero agradecer, visitaron estas soledades y lanzaron una botella al mar esperando que alguien respondiera. A Eric, a obi, a untalgregorio, y a una anónima con rostro de mujer, gracias por leer, por preguntar, por esperar una respuesta. Esta entrada es para ustedes.

7 comentarios :

Anónimo dijo...

... te responde la anonima con rostro de mujer, gracias por darme una respuesta, sin embargo, siento decirte que no respondes muchas de mis preguntas. Y ahora si se sienten las soledades de este blog, acompañado de un silencio horrible. Y la peticion que muchos hacemos de romper el silencio se torna egoista, pero que se puede hacer, asi somos los seres humanos.

Y se que odias los anonimos, pero creo que yo no soy tan anonima, y seguire esperando para leer y deleitarme.

Anónimo dijo...

Gracias, gracias a ti...







... 1001 besos.

gregberg2005 dijo...

Va un agradecimiento tardío, por el agradecimiento, te comento que he acabado(llevó tiempo)de leer todas tus entradas,no me has respondido la fecha de tu geminismo, solo para concordar con mi impresión, o no.
un abraço
Untalgregorio

gregberg2005 dijo...

Va un agradecimiento tardío, por el agradecimiento, te comento que he acabado(llevó tiempo)de leer todas tus entradas,no me has respondido la fecha de tu geminianismo, solo para concordar con mi impresión, o no.
un abraço
Untalgregorio

Daniel Naranjo dijo...

gregorío...

Va primero la respuesta corta: 24....

Va luego el comentario: ¿Todas? ¿has leido acaso todas estas soledades? Imagino que la tarea fué ardua, y en muchos casos desoladora. Pero me resulta sumamente alentador que la hayas leido. Quisiera que me cuentes, si quieres en privado, que piensas, si te gustó o no, que cambiarías, etc....

un abrazo
daniel

gregberg2005 dijo...

24, casi en la mosca, como dicen por acá, (mosca , además del bicho molesto, es el centro del blanco, ese de tirar en él)
yo soy del 23, sospecha muy cercana.
me voy a tomar un tiempo para ese comentario. sobre todo porque las leí al revés desde la más reciente hacia la más antigua, pero como un primer comentario: se nota el crecimiento, el amadurecimiento en la busqueda de un lenguaje propio.
Un abraço
Untalgregorio

Daniel Naranjo dijo...

Resulta curioso que hayamos comenzado una conversación en esta entrada, llena de silencios... Quedo pendiente entonces de tus comentarios... sabré esperar y mientras me quedo pensando en el "amadurecimiento" en la búsqueda de un lenguaje propio (que, de paso, creo que entenderás que no he encontrado aún)

un saludo
daniel