martes, abril 03, 2007

Mitología

Hace tiempo no compro libros. No porque no me guste leer, sino porque los libros se encuentran autocensurados. Se censuran solos, con su precio, como decía Eduardo Galeano. El último libro que adquirí fue un regalo de mi esposa: “Los Cuentos de Eva Luna” de Isabel Allende. Confieso que preferí “Eva Luna” a sus cuentos, pero que le vamos a hacer, es cuestión de gustos. Pero el hecho de no comprar libros no me impide asistir al ejercicio masoquista de ir a las librerías. En ellas, antros de perdiciones por la vía de la tentación, suelo mirar aquellos libros que quiero comprar y que termino leyendo porque otros me los prestan o porque, meses de ahorros después, logro vincular a mi biblioteca. Claro, también hay otros que quise leer y no leo porque nadie los consiguió o porque nunca los compré, o porque simplemente fueron parte de un deseo pasajero.
En la librería, hoy, me tientan “las pequeñas memorias” de Saramago, y “la quinta disciplina en la escuela” de Senge y otros, me tientan dos libros de Galeano y uno de “Comportamiento del consumidor” de Olson. Me tientan palabras de otros que conozco y muchos que desconozco. Me tienta el texto del último ganador del Nobel en literatura, de quien solo he leído su discurso de aceptación del premio. Me tientan cosas…

Pero, no solo es asunto de tentaciones, que también hay parte utilitarista en la visita. Me lleno de nombres. De nombres de libros, de palabras que inconexas nada dicen, de palabras que conexas dicen algo aunque no suene a nada y de otras que no dicen nada aunque suenen a todo. Me gusta cazar palabras para luego inventar nuevas combinaciones. Inventar, por ejemplo, una frase que hable de los nombres que vienen a mi boca y luego una más que hable de la muerte y su añoranza, o de la sonrisa de los que perdieron las palabras. Combinar palabras se vuelve un ejercicio creativo similar al que hago con el origami. Combino seres para crear otros nuevos, que inconexos dicen algo aunque no suene a nada, que conexos dicen cosas aunque no suenen a nada.
Hace días, de hecho, no creo nada sobre esa línea. Vamos a ver si logramos convencer al alma de que busque un par de seres que siendo dos quieran ser uno, como rigen los cánones de la mitología. Aunque, visto así, entiende uno porqué cuesta tanto encontrar a quien amar, encontrar un par de seres que, siendo dos, quieran ser uno.
Pareciera que también el amor es una criatura mitológica. Bendecidos resultan entonces quienes, como yo, aún hacemos mitología.

14 comentarios :

Eric Madrigal dijo...

Hola Daniel:

Recuerdo que una vez te sugerí la creación de un Quetzal, esta maravillosa ave centroamericana, basándose en tu ave de tres colas. Sin embargo, como te gusta la mitología, pues entonces te invito a descubrir, no la griega sino la azteca y animarte a que diseñes a Quetzalcoatl, la serpiente emplumada, o algo así como una mezcla de serpiente y ave. ¿Qué tal?

Anónimo dijo...

entre tantas palabras lo unico que daniel naranjo logra es la exibision de su enorme EGO

ojala que tambien le quite esa molesta "hoy la noche suena oscura" frase que sigue al cursor

asi las personas que les interesa seguir su trabajo -a pesar de su ego- visitarian este blog con mas frecuensia

Manuel dijo...

La palabra es un señuelo... creado para seducir.

Daniel Naranjo dijo...

He de confesar que este blog ha sido, y eso lo saben todos, un espejo de mi estado de ánimo. A veces, lleno de palabras.

Lo que me resulta curioso es que alguien pretenda "seguir" mi trabajo no haya logrado comprender aún que aquellos textos son parte integral de lo hecho. Espero que los demás lo hayan entendido...

Pero en últimas, creo que Manuel tiene razón... "Seduce la palabra", a unos para hablar de amores, a otros para hablar de odios. Tiene razón también el anónimo: la intención es exhibir (incluso aquella valoración que tengo de mi mismo).

Ojalá toda la gente que pensara diferente tenga, igual que aquel estimado anónimo (y quizá incluso lector), la valentía de escribirlo aquí...

Un abrazo a todos
daniel

Fabio Zapata dijo...

Que paso con la promesa de una entrada cada semana y perdona que no sea del tema, pero me gusta ver siempre tu gran variedad de palabras, temas y obras.

Daniel Naranjo dijo...

Fabio, pasó la vida....

pasó que el espejo a veces no respondía a las preguntas que le hacía, y en estos cambios de vida no ha dado para mucho el arte de plegar... Sin embargo, este fin de semana habrá una lista. Ya está el texto, falta la foto pero esa espero mañana salga...

un saludo
daniel

Juanjo Vega dijo...

"exibision de su enorme EGO"

¿Y que es si no un blog?... es algo personal así que es lógico que cada uno escriba SUS reflexiones.

Sin embargo, Daniel siempre ha estado dispuesto a dialogar, para así aprender y enseñar. Varias veces ha pedido que los demás le muestren su punto de vista... así que no comparto mucho esa idea.

"ojala que tambien le quite esa molesta "hoy la noche suena oscura" frase que sigue al cursor"

Bueno, eso si es un poco molesto, pero es su espacio y lo ha elegido él, así que yo preferiría que lo deje como está o que lo cambie, pero solo si él lo quiere así, no porque a los que visitan su espacio no les guste... Nadie va a tu casa y te dice que cambies las cortinas porque no le gustan ;)

Daniel Naranjo dijo...

Hola Juanjo

Como siempre, que bueno recibir tu visita en estas soledades.
Conozco a más de uno que quiere que "quiten las cortinas, que cambien un cuadro de sitio, muevan una mata para otra parte donde salga más con el mueble de interior."
A veces, los comentarios tienen razón, pero el terco dueño de casa no hace caso. A veces los comentarios tienen razón, pero han sido tan mal dichos que uno prefiere ignorarlos.

En este caso pensaré en lo que dice la visita aunque, mientras, simplemente podes usar la bolita del mouse para deslizar la pantalla, lo que de inmediato deja la frase olvidada fuera de la pantalla.

Gracias por leer, y por apoyar con tus palabras

daniel

Fabio Zapata dijo...

Pues eso espero o sino retoma esas obras viejas que yo se que aun no le has mostrado al mundo para que todos las compartan.
No se tu blog siempre me ha parecido muy divertido yo he querido antes meterle al mio esas cosas, pero me asalta la ignorancia, espero ver mas y mas entradas.
¡ah! te agradeceria que miraras un poco mi blog que creo va a ver alli un tema que te va a llamar la atencion la proxima semana lo colocare y me gustaria tener tu opinion al respecto.

gregberg2005 dijo...

He logrado, no sin un cierto pesar, no ir a la bienal del libro, sobre todo por esa cuestión del masoquismo, eso de ver todos los libros que uno no puede comprar, me tienta uno de los grandes mestres do origami, publicado aqui no brasil. Y domenico di massi.
Y Manuel Scorza, no te tienta, has leido algo de él?
Un abraço
Untalgregorio

Daniel Naranjo dijo...

Resulta triste eso de tener que dejar de ir para no pecar, pero entre pecar y quedar con culpa, y no tentarse y salvarse de pecado y tentación resulta mejor en estos días la segunda opción...
Confieso que, a pesar de eso, sigo siendo pecador....
Confieso también, que soy ignorante de di massi y de scorza, a ver si en el próximo tiempo que tenga, me tomo el lujo de conocerlos...

un abrazo
daniel

gregberg2005 dijo...

La tentación existe, mas alá de ver o no ver, de tener o no tener al alcance de la mano el objeto de la tentación. no concordo con ninguna de esas dos opciones.
Di massi. Italiano, dentre otras cosas habla del ocio creativo, de conseguir vivir de lo que uno gusta, divirtiéndose, como a veces nos pasa con el origami, ( aveces, raramente, de vez en cuando, cada muerte de obispo, etc...) y cuando nos pasa, la felicidad nos invade.
Y Manuel Scorza, Peruano, el mayor escritor latinoamericano, dentro de eso que se llamó (o llama)realismo fantástico, los colombianos que me perdonen, (ja).
No dejes de buscarlo para leer, son cinco libros de su primera serie, no me voy a acordar de todos, a ver: Redoble por Rancas, El cantar de agapito Robles, Garabombo el invisible, faltan dos
La tumba del relámpago es el último, te debo uno.
Y de otra serie, esta vez de tres, solo nos dejó el primero, la danza inmovil,
No dejes de leerlo, yo los encontré en librerías de usados, a los cinco primeros.
Un abraço
Untalgregorio

Daniel Naranjo dijo...

Gregorio...
Al primero no lo conozco, y al segundo menos... pero por la forma que has usado para describirlos he de confesar que me suena más el primero que el segundo...

un abrazo
daniel

gregberg2005 dijo...

El que me faltaba, de Scorza, es "El jinete insomne"
Abraços
Untalgregorio